Tomás Campos: «Quiero crear un contenido artístico con personalidad, con emoción y sin tener que buscar otros recursos»

14 de agosto. Cenicientos. La tarde iba tocando a su fin. En el ruedo, un torero entregado con la torería que a veces es tan difícil en un lugar donde se echa el toro con mayúsculas. Y en el cierre de faena, el de El Torero se lo echó a los lomos con una virulencia que hacía prever lo peor. Los pitones se perdían y nadie podía hacer nada. En el albero, Tomás Campos intentaba zafarse de la bestia. Aún no entendemos cómo se libró de la cornada, pero nos dimos cuenta, cuando Miguel Ángel Sánchez le colocó el tobillo camino de la enfermería, es que el tobillo estaba completamente destrozado. Entrevista a Tomás Campos en El Albero de COPE Pinares tras su percance en Cenicientos.

“Estoy feliz porque he conseguido adelantar los plazos de recuperación”. Han pasado tres meses, ya hace vida normal y solo piensa en volver a ver la cara al toro. En lo que una persona normal hubiera tardado siete u ocho meses, un torero acorta los plazos de forma inaudita. “Estamos hechos de la misma pasta que todo el mundo pero le dedicamos muchas horas a la recuperación. El hecho de dedicarte por y pasa el toreo hace que la recuperación sea mucho más rápida».

Tomás Campos, en un natural en Cenicientos. Foto: Eva Martín

El percance llegó en un torero cierre de faena, cuando la confianza era plena. “Lo bueno es que llegó cuando estaba plenamente convencido de lo que estaba haciendo. Sentía todos los momentos de la lidia. Sé que en ese momento puede llegar la cornada y ayuda a que no tengas que preocuparte por la recuperación psicológica. Solo tienes que centrarte de lo físico”.

El runrún de que ahí había torero llegaba desde Madrid. En San Isidro, con una corrida infumable de Las Ramblas, Tomás Campos cruzó la línea de la razón. “Hay momentos en la carrera de un torero que con las embestidas que te presten los animales tienes que demostrar que estás dedicado por y para la profesión y que quieres hacer cosas grandes en el toreo. Lo que más me gusta es pegar veinte pases con el alma y emocionar a la gente pero cuando no puede ser, no puedes pasar desapercibido”.

“Estamos hechos de la misma pasta que todo el mundo pero le dedicamos muchas horas a la recuperación. El hecho de dedicarte por y pasa el toreo hace que la recuperación sea mucho más rápida»

Y lo consiguió. El público salió hablando de él. “La afición llevaba mucho sin verme y quería demostrar que era un torero que había crecido”. Aquella tarde de mayo, consiguió, al menos, firmar que volverá. “Es mi forma de concebir el toreo y es lo que quiero que sienta el espectador. Quiero hacerles feliz haciéndolo como lo hago y sintiéndolo como lo siento”.

Pureza. Torería. Verdad. Adjetivos que se repiten cuando se habla de Tomás Campos y que se explica cuando él mismo cuenta el toreo: “Queremos mantener el toreo fundamental. Lo de siempre. Crear un contenido artístico con personalidad, con emoción y sin tener que buscar otros recursos para que la gente se emocione. Que la faena tenga fundamento para que perdure en el tiempo y no sea solo un retazo de recurso”.

Todas las imágenes del 14 de agosto en Cenicientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *